domingo, 27 de noviembre de 2011

Desequilibrio de mesas y frailes ferozmente falsos

Estoy obligándome a escribir, si no todo me queda dándome vueltas y no me puedo dormir. (bueno, voy a seguir sin poder dormir y con todo dando vueltas, pero bueno, déjenme creer que no) (?) A ver, esta semana estuvo bien, porque terminamos los trimestrales, y eso. Y dentro de todo me fue bien. Pero... no, mejor no. (?) No sé. O sí? Bueno, sí. Ah, por qué ponía toda la discusión mental. (?) Es que, no sé, me di cuenta de algo. A ver, cómo lo puedo explicar... es como si fuera una mesa de tres patas que quisiera que una de las patas esté sobre ella. (aguante mis alegorías, loco) (?) y no, porque si no las cosas van a perder el equilibrio, no? Sí. Y ahora se cortó internet y no puedo publicar mi perorata, GENIAL. Pero voy a seguir escribiéndola. (?) Hoy me acordaba de que cuando fui a ver Harry Potter y la Piedra Filosofal al cine, tenía siete años, y (obviamente), ya había leído el libro, y fui con mi papá. Iba contándole todas las cosas que le faltaron a la película. Y me fui al baño en la parte que Oliver Wood le contaba a Harry de las pelotas del Quidditch porque estaba meándome (?) y bueno, nada, creo que esa fue la única vez en la vida que salí solo con mi viejo. Hoy vimos al bebé también, (no sé por qué, pero me cuesta decirle Franquito, como mis hermanos. No sé, no me gusta que se llame así D:) y estaba dormido, con el chupete, haciendo el famoso reflejo de succión. Más tierno... (?) Ahora que lo pienso, no sé por qué no me sale meter imágenes, así como en los otros blogs (?) Bueno, un hecho es que me dá paja buscar, y aparte más que se adecúen a lo que escribo, pero igual, no sé. Será que me salen las mil palabras sin necesidad de imágenes (?) porque cuando quiero ser verborrágico, lo soy.. Como ahora, hablo una sarta de boludeces, pero seguro que más de mil palabras son. En fin, este asunto de la mesa me tiene medio mal. Y probablemente esté toda la semana así. Pero bueno, qué puedo hacer? Ahora sí que no me queda otra que esperar.

Bueno, eso lo escribí hace como cuatro horas. (?) Ahora estoy furioso (y me salió 'furiso' en el primer intento, eso me hizo acordar a Alicia, porque en una parte dice 'curisas' en vez de 'curiosas') (?) porque sí, loco, o sea, hay una pelotuda que me tiene las bolas por el piso ya, onda, un día está todo bien y te dice una cosa y días después cambió totalmente de idea, o sea, hace algo que desdice completamente sus palabras. O sea, SOS FALSA, GOR. Uh, parezco mi hermana. (?). Bue, que se mate. Igual no es por eso solamente, hay un par de cositas que... pero bueno. (?)

Y bueno, nada. Mañana, cuando haya alguien disponible (?) voy a gritarle. O a tratarlo mal. Porque sí. (?) Listo, chau.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Jalea de dátiles

No, definitivamente no estoy bien. A ver, por dónde empiezo? Bueno, primero, que me parece que... como había leído en un libro cuando era chiquito, son todos moscas, porque se acercan sólo cuando tengo jalea de dátiles. (?) Bueno, ese cuento transcurría en Bagdad, che. En fin, en este caso, la jalea de dátiles sería algo que quieran o necesiten o les guste. Pero cuando yo necesito algo, volaron todos! Típico.

Después, viene la gente idiota. A ver, trato de seguir el razonamiento: un día, me ignorás completamente. Actitud que se espera que se siga: ignoramiento total. Actitud que sigue: viene a joder. Actitud que se espera que siga: hablar. Actitud que sigue: ignoramiento total de vuelta. PERO ANDATE A LA CONCHA DE TU MADRE, IDIOTA, NO SOY TU PERRO.

A esto, le sigue la gente que no sabe lo que quiere, que un día te dice una cosa, y bueno, está perfecto, entonces intentás seguir esa línea. Y al día siguiente, es todo al revés. Y estoy seguro de que mañana va a cambiar, me apuesto la cabeza, y va a ser como ayer. Pero mañana, voy a dejar las cosas en claro.

Y mi vieja. Mi vieja está inaguantable, loco, realmente inaguantable. Te juro que casi no la puedo ver. No sé qué le pasa, es como si le hubiera venido desde hace como un mes y no paró en ningún momento. Me tiene las bolas por el piso. Casi me aguanto más a mi viejo. Que tuvo al bebé, por cierto (pero hace una semana, sí, exactamente una semana, no un mes) y se llama Franco Bautista Uriel D:

Después, un poco tarde, me volví a dar cuenta que no puedo contar con nadie. Con prácticamente nadie, sólo un par de personas (aunque en este momento se me ocurre una sola), y no está a mi completa disponibilidad.

Y estoy mal. Aparte de todo esto, no lo puedo explicar. No sé qué es. Quiero irme bien a la mierda y alejarme de todo, una vez aunque sea.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Diecisiete años, por fin

Bueno, todavía no. Pero cuando esto se publique, sí. Porque la voy a programar exactamente para las 8:16, el momento preciso en el que vine al mundo.

Siempre quise tener 17, siempre me imaginaba cómo sería tener 17. Y ahora estoy por tenerlos, y, wow, es raro. Y es genial. En este momento estoy haciendo la torta. (?). En fin, esto es perfecto, la concha de la lora. Es genial, lo juro.

Gracias, ma, por haberme parido hoy, porque no me imagino cómo sería mi vida si hubiera nacido otro día. Porque yo iba a nacer el 11, en realidad. Pero el dos es ideal. Loco, ahora no me importa nada, nada me va a poder poner mal. VIVA YO. (?)


(estas zapatillas nuevas simbolizan que empiezo con zapatillas nuevas. Okay, dije una pelotudez. Pero se entiende, creo, no?)

Y feliz cumpleaños a María Antonieta, la reina Sofía de España, Jens Johanssen, Bobby Dall, Reginald Arvizu y Avy Scott, que también cumplen hoy. (?)